Buscar

Fibra de avena: lo que debes saber


La avena es, sin duda, uno de los cereales más conocidos por sus grandes propiedades, como por ejemplo, que tiene un alto aporte de fibra.


¿Qué es la fibra de avena?

La fibra de avena, que generalmente la podemos encontrar en la cáscara de la avena y sus variantes, como la avena integral, salvado de avena, harina de avena, entre otros, es uno de sus elementos más benéficos, pues al tener propiedades tanto solubles como insolubles, ayuda a contrarrestar diversos malestares y a promover la salud de adentro hacia afuera.

Además, al ser una fibra insoluble, no se diluye en el agua del cuerpo. Esto significa que no es absorbida por el tracto digestivo, pasando directamente a ser desechada. Tal característica la vuelve un ingrediente ideal para los postres y otras recetas keto, ya que, además, agregando la cantidad correcta de fibra, los alimentos adquieren un sabor más real.


¿Por qué consumir fibra de avena?

Adicional a lo anterior, la fibra de avena entrega otras ventajas a la dieta, tales como las siguientes:


Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Por ejemplo, gracias a su alto contenido de beta glucanos, los cuales son solubles en agua y generan una consistencia gelosa, puede ayudar a reducir los niveles de azúcar elevados en la sangre, siendo ideal en caso de tener diabetes.


Mejora el proceso digestivo

Además, estos beta glucanos, al ser fermentables, logran un efecto prebiótico en el intestino, el cual ayuda a promover el crecimiento de más bacterias buenas que permiten normalizar el proceso de digestión. Así se mejora el estado de las heces fecales y ayuda contra padecimientos como el estreñimiento o diarrea.


Estabiliza el sistema cardiovascular

Así mismo contribuye a disminuir la inflamación y regular la presión arterial, siendo ideal para mejorar el sistema cardiovascular conforme pasen los años. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estado Unidos de América (FDA) el consumo diario de la fibra soluble de la avena puede reducir el colesterol malo y triglicéridos.


Aumenta la sensación de saciedad

Por otro lado, parte de sus fibras insolubles también son buenas, ya que ayudan a lograr una mayor saciedad y así no ingerir alimentos de más entre las comidas. De esta manera, ayuda a evitar el aumento de peso indeseado, así como en la reducción del colesterol malo proveniente del consumo de otros alimentos con exceso de grasas y carbohidratos.


Se puede incluir en variedad de recetas

Además de ser rica y saludable por sí sola, la fibra de avena ayuda a que las otras comidas sean más deliciosas y balanceadas, ya que al incorporarlo con otros alimentos en su preparación logra que consigan una mejor consistencia y sabor. Por tanto, puedes darte el gusto de disfrutar comer pancakes, pan, galletas o bebidas con la tranquilidad de que son buenas para tu salud.


Mejora la consistencia de los alimentos

También permite extender la vida y resistencia de alimentos crujientes, todo sin dejar de lado el gran aporte nutritivo, pero con bajas calorías, razón por la cual es ideal para incluir en dietas como la keto.


Ahora que conoces más sobre la fibra de avena atrévete a incluir en tu dieta keto, gracias a su fibra dietética versátil, con 0 carbohidratos netos, 0 calorías y 3 gramos de fibra por porción.


1663 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo